Datos de Limpieza
Un Consejo Práctico
MANCHAS DE AGUA DE LOS VIDRIOS

Las manchas recientes, se pueden eliminar casi por completo usando simplemente vinagre blanco de cocina, aplicarlo puro sobre una esponja frotar la parte manchada de la ventana o cristal, esperar unos momentos y enjuagar con agua limpia.
En todo caso un buen consejo para el cuidado de las ventanas de nuestra casa es evitar las salpicadas de agua durante la limpieza o el riego del jardín, si lod vidrios se mojan, lo mejor es secarlos inmediatamente.

 

LIMPIEZA DEL HORNO

Posiblemente una de las más odiadas tareas de limpieza de la casa, es la limpieza del horno, aquí algunos consejos para realizar esta tarea de forma casera…
Se recomienda una mezcla de bicarbonato de sodio y vinagre más un poco de amoniaco de uso en el hogar (atención: este producto produce vapores tóxicos).
El procedimiento de limpieza es sencillo: primero hay que sacar las rejillas desmontables del horno, ponerlas en remojo en agua y un poco de esta mezcla limpiadora, luego, llenar un rociador con la mezcla limpiadora (pura), y rociar todo el horno (no olvidar las paredes y las guías de las rejillas)
Dejar actuar TODA LA NOCHE, a la mañana siguiente, enjuagar a conciencia con una esponja empapada en agua y detergente común.
La clave del éxito de esta limpieza es la regularidad, el horno debe ser limpiado al menos una vez al mes, y adicionalmente, una limpieza ligera, cada vez que se nos derrame alguna comida.

LIMPIEZA DEL REFRIGERADOR

Limpie su refrigerador con regularidad, de ser posible cada semana, con una solución de bicarbonato de sodio y agua tibia; esto previene los olores desagradables. También es recomendable, cuando el aparato esté desconectado, limpiar la parrilla de la parte trasera con un trapo húmedo para retirar el polvo y la pelusa que se acumulan y dificultan el funcionamiento del motor.